Energías renovables.

Energías renovables. Invertia

Energía

Pincha la subasta renovable por el 'tapón' con los trámites administrativos y la necesidad de precios más altos

Grenergy, Greenalia y Acciona Energía ni siquiera se han presentado y todo apunta a que se han adjudicado solo 50 MW de los 3.000 MW en puja.

23 noviembre, 2022 02:57

La cuarta subasta de renovables de la 'era Ribera' (la tercera para proyectos eólicos y fotovoltaicos) tiene todas las papeletas de formar parte del cajón de fracasos del Gobierno. A cierre de esta información, de los 3.300 MW que se han puesto en juego entre eólicos y fotovoltaicos, solo hay 50 MW otorgados

No solo la participación ha sido baja, según han confirmado fuentes del sector a EL ESPAÑOL-Invertia, sino que los que han acudido han ido con precios de oferta muy por encima del corte que preveía el Gobierno en sus pliegos. Greenalia, Grenergy y Acciona Energía ni siquiera han participado, y de las que sí han acudido a la puja, ni Forestalia, Naturgy o Iberdrola han obtenido un solo megavatio.

En ediciones anteriores, los ganadores de las subastas conocían el veredicto pocas horas después de concluir la puja. Pero en esta ocasión, no ha sido así. Nadie daba crédito a la falta de información por parte del Ministerio para la Transición Ecológica. "Parece que desde el Gobierno están buscando cómo solucionar este fracaso", explican fuentes de otra compañía renovable.

[La cuarta subasta renovable, a punto de ser un fracaso si queda desierta: pocos proyectos con un precio alto]

"También se están esperando los concursos de acceso. El primero debería haber salido a finales de año pero todo apunta a que no lo hará hasta el primer semestre de 2023. Hay buenos proyectos que están esperando a tener un punto de acceso. Ese permiso para conectarse a la red es el punto de partido, porque sin ello ni siquiera se puede participar en la subasta", explica por su parte Alberto Ceña, experto en el sector eólico y CEO de la consultora BEPTE.

"Las subastas de precio están heridas de muerte, son muy complicadas, yo no haría más en este escenario de precios. Por un lado, el precio es objetivo, pero en los concursos de acceso hay otros requisitos". 

Cuello de botella

"Cómo vamos a acudir a una subasta para desarrollar más proyectos si tenemos un tapón con los que ya tenemos en cartera. No hay agilidad en la tramitación administrativa, un auténtico cuello de botella", explicaban a este diario fuentes de un promotor eólico.

La lentitud de la Administración hará caducar más de 100 GW con un alto coste económico y social. Peligran cientos de proyectos por el atasco público - responsabilidad tanto del Gobierno central como, sobre todo, las comunidades autónomas-. Si en enero de 2023 no se consiguen algunos permisos intermedios como la declaración de impacto ambiental o la autorización administrativa previa, las compañías perderán los avales y el punto de acceso y conexión.

El Gobierno dio una prórroga de nueve meses para conseguir los permisos y evitar así que decayeran cientos de solicitudes, pero las empresas temen que el nuevo plazo también sea insuficiente.

[Gobierno y CCAA acelerarán la tramitación de casi 150 GW renovables que esperan el 'ok' para iniciar su construcción]

Una situación que contrasta con el anuncio del Gobierno central y de la Comisión Europea en septiembre pasado, al asegurar que se iban a acelerar los trámites para las renovables. 

"Simplificaremos la tramitación de los casi 150 GW renovables que han solicitado construirse en el país", decía Sara Aagesen, la secretaria de Estado de Energía, en un encuentro con los medios tras la Conferencia Sectorial de Energía.

La propuesta de la Comisión Europea para “acelerar el despliegue de energía renovable” indica que la crisis energética que sacude Europa requiere de una acción “temporal pero inmediata” para lograr que objetivos como la transición a energías limpias “se acelere”.

"Las subastas de renovables son un mecanismo más, y las empresas tienen que cumplir su calendario de desarrollo. Si sabes que se cumple, sabes prever los plazos, pero ahora esto no ocurre en España", explican desde otra promotora española de renovables.

[LevelTen Energy: “España es el centro del mercado de los PPA de toda Europa”]

"Además, el mercado de PPAs está muy activo, hay mucha demanda, estamos firmando muchos contratos a largo plazo porque todas las empresas en general se están protegiendo de la volatilidad de precios diarios, así que no interesa ir a subasta".

Los precios de los PPAs está rondando los 60 euros/MWh, y se rumorea que el precio de corte de esta última subasta no superaba los 45 euros/MWh.

"¿Quién va a ofertar a ese precio cuando se está pagando más en el mercado a plazo, con las coberturas y, además, porque los costes de producción de los parques renovables se han encarecido en los últimos meses", concluye Alberto Ceña.

Nuevo fracaso en las subastas

El suflé de las subastas renovables se han ido desinflando a medida que nos sumergíamos en la crisis energética. En la segunda subasta de renovables, en octubre de 2021, ya no se completó el cupo (3.300 MW entre eólica y fotovoltaica) quedando el 5% de lo subastado desierto. El precio medio fue de 30,56 euros/MWh.

La tercera subasta de renovables era para biomasa y termosolar, y no terminó muy bien. Acciona, Hunosa y Reolum fueron las grandes ganadoras, al hacerse con tres proyectos de biomasa, de 50 MW, 50 MW y 46 MW, respectivamente.

Pero el cupo para termosolar quedó desierto, no por falta de participantes, sino por el precio de corte fijado el Ministerio para la Transición Ecológica. 

Ahora, esta cuarta, parece que ha ido aún peor, quizá al siguiente toque cambiar el diseño, el precio de corte o suspenderlas para esperar mejores tiempos.