Imagen de la movilización celebrada este mismo miércoles frente a la Consejería de Sanidad.

Imagen de la movilización celebrada este mismo miércoles frente a la Consejería de Sanidad. AMYTS

Madrid SANIDAD

Los médicos recogen dinero para compensar a los que hagan huelga en Atención Primaria

El seguimiento de la huelga ha caído del 30% del pasado lunes al 15% de este miércoles, según datos de la Comunidad de Madrid. 

23 noviembre, 2022 13:28

Los médicos de Atención Primaria de Madrid quieren seguir en huelga. Y por eso el sindicato convocante de los paros, AMYTS, está empezando a recaudar dinero para que los médicos que la estén secundando no se vean afectados económicamente. 

Tal y como han publicado en sus redes sociales, el sindicato ha abierto una cuenta bancaria en la que pretenden recoger "aportaciones económicas" para ayudar a aquellos compañeros que "tengan dificultades para secundar la huelga y quieran hacerla".

Según han especificado, en el ingreso, que no tiene aportación mínima ni máxima, debe aparecer como asunto el concepto: "Aportación apoyo huelga atención primaria".

[Sin contratos temporales y un 'extra' para los MIR: la propuesta de Madrid para desconvocar la huelga]

El sindicato ha explicado a sus afiliados que se abrirá un plazo desde el día 1 al 15 de enero para que los médicos que lo precisen puedan solicitar la ayuda, ya sea en la sede de AMYTS o por correo electrónico.

Los médicos que estén secundando la huelga y quieran obtener estas ayudas económicas deberán de adjuntar en la solicitud una copia de la nómina del mes de diciembre con el descuento por huelga.

El sindicato ha explicado que, una vez analizado el conjunto de solicitudes, se procederá a un reparto entre todos los solicitantes de la cantidad recogida, en proporción a los descuentos realizados.

La fecha elegida por AMYTS para empezar a solicitar las ayudas es el 1 de enero y responde a que el cierre de las nóminas se realiza el día 15 de cada mes y, como la huelga comenzó el día 21, los descuentos se verán en la nómina de diciembre.

La huelga

La noticia llega después de que el consejero de Educación y portavoz de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, haya dado a conocer que el seguimiento de la huelga se está desplomando. 

Si el lunes el 30% de las plantillas de médicos secundaban los paros, este miércoles la cifra se ha reducido hasta la mitad: un 15%. Lo que significa 280 médicos en huelga.

Aun así, el sindicato sigue movilizándose diariamente frente a la Consejería de Sanidad y la presencia de manifestantes superan, por mucho, las expectativas. Este mismo miércoles, apenas se podía acceder a la Consejería de Sanidad y los gritos en defensa de la sanidad pública se escuchaban desde las calles aledañas. 

Las negociaciones 

A partir de las 16,00 horas, se volverá a reunir el Comité de Huelga y la Comunidad. Es la segunda cita desde que se convocó la huelga el pasado lunes y, según adelantaron este martes desde AMYTS, hay "avances significativos".

[Ayuso tiende la mano a los médicos, pero su sindicato ya plantea movilizaciones para diciembre]

La Consejería de Sanidad acudió a la reunión del martes con varias propuestas a las que AMYTS deberá dar este miércoles una respuesta.  

Ayuso ya adelantó algunas de las medidas que, desde la Comunidad, estaban trabajando para desconvocar la huelga.

Entre ellas está crear un plan para paliar el alto número de MIR (médicos residentes) que, tras formarse en la región, deciden irse a otra comunidad autónoma a trabajar. Esto lo harían, según han adelantado, con un bonus, como hacen muchas otras comunidades.

En lo que respecta a las condiciones laborales se ha comprometido a reducir la temporalidad de todos los profesionales sanitarios. Y, por otro lado, para atajar las agendas de los médicos, ha anunciado que van a "implementar un sistema que evite el exceso de las citas".

El objetivo principal es que "las racionalice de manera que no tengan extensas horas de trabajo y que sean debidamente y rápidamente remuneradas todas las horas extraordinarias". Este último punto es una reclamación histórica del sector, pues la mayoría de las horas extras en sanidad no son remuneradas.

Además, esta medida se une a la propuesta, adelantada por EL ESPAÑOL, de reducir el número de pacientes por consulta/día hasta los 35 en Atención Primaria y 23 en Pediatría.