Puré de calabacín, la versión más cremosa que gusta a todos.

Puré de calabacín, la versión más cremosa que gusta a todos.

¿Cómo hacer... ?

Puré de calabacín: el ingrediente para que te quede muy cremoso

Los quesitos en este puré de verduras le van a aportar una cremosidad increíble. Esta receta que te traemos hoy de crema de calabacín es de lo más sencilla, que siempre queda bien, y cuyo resultado te va a fascinar.

18 noviembre, 2022 11:48

España es un país que es toda una referencia a nivel gastronómico, lo que se debe tanto a la calidad de los productos empleados para la elaboración de las recetas como por la reputación y reconocimiento adquirido por algunos cocineros como Martín Berasategui o Dabiz Muñoz.

[Cómo hacer espaguetis de calabacín, una receta de verduras fácil, ligera y original]

Tanto estos como otros reconocidos chefs acostumbran a hacer sus preparaciones con calabacín, un ingrediente tan sabroso como saludable que permite crear recetas fáciles y rápidas. En este caso te vamos a explicar cómo preparar puré de calabacín con un ingrediente para que esté más sabroso.

Calabacín, un producto con muchas posibilidades

El calabacín es un producto al que se recurre con cada vez más asiduidad en la cocina por sus excelentes propiedades y por las numerosas posibilidades que ofrece para su cocinado. Se puede emplear para el sofrito de cualquier rebozado o legumbre, para acompañar un arroz blanco y mucho más.

[Rollitos de calabacín y crema de atún, una receta fresca y fácil con pocos ingredientes]

Además, por sí solo también tiene un gran protagonismo en la cocina, pudiendo preparar un rico calabacín relleno o una lasaña en la que ejerza como sustituto de la pasta. En este caso vamos a preparar un puré de calabacín que lleva un ingrediente especial para que esté más cremoso.

Ingredientes

La receta de puré de calabacín tiene numerosos beneficios, pero además tiene muchas ventajas, comenzando porque se necesitan muy pocos ingredientes. Además, al tratarse de ingredientes básicos, es muy probable que muchos de ellos ya los tengas en tu despensa y no te haga ni falta comprarlos. Además, se trata de una receta sencilla y económica. Para su elaboración necesitas lo siguiente:

  • 2 calabacines enteros
  • 1 litro de caldo de pollo, verduras o agua
  • 4 quesitos
  • 1 cebolla
  • 1 patata
  • Sal y pimienta

Cómo preparar el puré de calabacín más cremoso

Una vez reunidos los ingredientes necesarios para su preparación, es el momento de cocer todas las verduras. En este sentido hay que recalcar que no es necesario que pases por aceite las verduras. Coge para ello directamente una olla y agrega a la misma todas las verduras previamente peladas.

Puedes trocearlas para que el tiempo de cocción sea inferior, y si lo deseas, puedes añadir también zanahoria o puerro si así lo prefieres, pero es importante que siempre sea el calabacín lo que predomine. Hecho esto llegará el momento de cubrir con agua y añadir sal y pimienta.

Una vez que el agua comience a hervir tendrás que esperar unos 30 minutos, tras los cuáles tendrás que comprobar el estado de las verduras. Si aún no se encuentran blandas, tendrás que esperar unos minutos más.

Cuando observes que las verduras ya están totalmente cocidas, es el momento de pasar a triturar. No obstante, hay que tener en cuenta un truco para conseguir el mejor resultado. En el caso de que te encuentres con que tienes un exceso de agua, lo que debes hacer es retirar parte del caldo en un recipiente, para posteriormente utilizarlo en el caso de que veas que te queda demasiado espeso.

Puedes hacerlo con una batidora o un pasapuré, según lo prefieras, pero es importante que a la hora de triturarlo tengas claro que no debe haber tropezones, algo que agradecerás a la hora de disfrutar de esta preparación.

Cuando las verduras estén hechas puré, será el momento de añadir los quesitos. Estos son los ingredientes que hacen que esté más cremoso, además de aportar sabor a la receta. Se debe dejar que se cueza todo durante unos 5 o 10 minutos, de forma que así conseguiremos que el quesito se derrita y se integren todos los sabores en el puré de calabacín.

Después es posible servir este plato, tanto caliente como frío. De esta manera, en función de la época del año podrás disfrutar de una manera u otra. Se trata en todo caso de una receta muy sencilla que siempre queda bien y que te hará disfrutar de un gran resultado final.

Cómo acompañar al puré de calabacín

Hay que tener en cuenta que el puré de calabacín no sacia en exceso, por lo que lo más habitual es utilizarlo como un primer plato y posteriormente ingerir algo de carne o pescado. Sin embargo, sí que existen algunos ingredientes con los que puede combinar perfectamente, y uno de ellos son los picatostes.

Para prepararlos tan solo tienes que coger una rebanada de pan de molde y cortarlas en trozos pequeños. Una vez que lo hayas hecho tendrás que freírlos en una sartén con abundante aceite que esté bien caliente. Una vez que estén muy dorados, será el momento de sacarlos y depositarlos sobre un papel absorbente. Luego tan solo tendrás que añadir dos o tres trozos en cada plato y tendrás un acompañamiento ideal para este puré de calabacín.

El puré de calabacín es una receta saludable, ya que las verduras se cuecen directamente, sin ningún tipo de fritura. Además, se utiliza agua, aunque también sería posible usar caldo de pollo casero; y los quesitos no son un problema por ser en pequeñas cantidades. Se trata, por lo tanto, de un plato que podrías integrar en tu dieta y consumirlo incluso varias veces a la semana.

El único inconveniente es acompañarlo de los picatostes, que tienen muchas calorías al absorber el pan todo el aceite. Si lo tienes en cuenta, y prescindes de ellos, podrás conseguir una receta saludable y muy rica con la que conseguirás conquistar a toda la familia.