Los madrugones entre semana, el trabajo, el gym, salir a correr, las copas de los viernes, las escapadas del fin de semana nos dan una de cal y otra de arena, unos nos encantan porque son planazos que molan mucho y otros, aunque nos gusten menos, forman parte de nuestro día porque son necesarios. Pero lo que tienen en común es que, en conjunto, pueden resultar agotadores. Por eso, toda ayuda es bienvenida para tener una vida equilibrada y a tope de power.

Unas de nuestras grandes aliadas, capaces de cuidarnos casi sin que nos demos cuenta, son las manzanas. Esta fruta tan popular en nuestros mercados llegó a España de la mano de los romanos y, posteriormente, de los árabes.

¿Por qué molan tanto las manzanas?

Las manzanas son una fuente de fibra y esto es algo muy bueno porque regula el tránsito intestinal, esto quiere decir que puede funcionar como astringente o laxante según lo que necesite nuestro cuerpo. Una manzana de tamaño medio (160 g) aporta 4,1 g de fibra.

Otro de los beneficios de las manzanas, y quizá uno de los menos conocidos, es que son un dentífrico natural que, aunque no sustituye al cepillado tradicional, sí que nos será útil para proteger nuestros dientes en aquellas situaciones en las que no tengamos a mano la pasta y el cepillo.

Si eres de los que piensa que «el agua es para los peces» y llevas fatal eso de beber ocho vasos de agua al día, las manzanas están formadas en un 80-85 % por agua.

Cómo disfrutar de las manzanas de paso que te cuidas

La manzana es un alimento muy agradecido, pues simplemente lavándolo está listo para ser consumido. Ni siquiera es necesario quitarle la piel para poder degustarla, pues basta con pegarle un mordisco para poder saborear una auténtica golosina natural que, además, es un chute de vitaminas que te llenan de energía y antioxidantes.

Pero si lo de comer fruta como tal te da mal rollo, te recuerdo que la manzana es también un ingrediente hiperversátil que se puede usar tanto en platos dulces como en salados. Desde una compota o unas manzanas asadas hasta una ensalada o una crema de verduras.

¿Son iguales todas las manzanas?

En el mundo hay unas 7000 variedades de manzanas, aunque son las cinco que vienen a continuación las que más implantación tienen en los mercados españoles. Aunque parecidas, existen diferencias entre las distintas variedades como puede ser el color, el tamaño, el sabor, el tipo de piel y la textura.

Manzana Golden

También conocida como Golden Delicious, es un cruce de las variedades «Grimes Golden» y «Golden Reinette» procedente del estado de Virginia Occidental en EEUU (MAPA). Tiene una forma redondeada con un calibre grande. (Poma de Girona).  Esta manzana es de color amarillo y piel fina y lisa.

Es una variedad muy gustosa y aromática. Se caracteriza por tener una pulpa blanquecina, consistente, jugosa y crujiente. Y en cuanto al sabor, es dulce y muy aromática.

Sin duda, ideal para consumir fresca, para hacer zumos, en ensaladas y pasteles o asada en el horno.

Granny Smith

La variedad Granny Smith, originaria de Australia, es de color verde intenso con lenticelas blancas y de calibre grande (Poma de Girona).

Si algo caracteriza a esta variedad es su textura: muy crujiente, gracias a tener una pulpa compacta y consistente, jugosa y de sabor acidulado.

Es ideal tanto para comer cruda como para su empleo en la cocina: en ensaladas, en salsas, en repostería… ¡Es la más utilizada para preparar las tartas de manzana!

Fuji

La variedad Fuji es un cruce de dos variedades de manzana estadounidenses, la ‘Red Delicious y la antigua «Ralls Janet».

Es de color rojizo sobre un fondo verde-amarillo.

Se caracteriza porque su pulpa, de color crema, es crujiente y jugosa. Tiene bastante acidez, pero también es muy dulce, de ahí que se la llame «equilibrada».

Red Delicious

Si algo caracteriza esta variedad de origen americano (MAPA), es la dureza de su piel. Es una fruta de pulpa blanquecina, consistente, jugosa y azucarada. Se mantienen siempre muy dulces.

Esta manzana es de color rojo y de piel lisa o estirada de calibre grande.

Es estupenda para consumir en fresco, en zumos, ensaladas y pasteles o para cocinar en el horno.

Royal Gala

La variedad Royal Gala es de origen neozelandés. (OCU)

Es un fruto redondeado de calibre medio, no manchan y no se deshacen, convirtiéndose por ello en el snack ideal para consumir en cualquier lugar.

Tiene la piel bicolor (rojo y crema) y con estrías marcadas. Su pulpa, de color blanco, es consistente, jugosa, fina, muy crujiente y con un sabor dulce. (Poma de Girona)

Esta variedad ideal para el consumo en fresco y ensaladas.